Compromiso para la mejora de la Sanidad Pública de Canarias

“Los talleres de la Escuela de Pacientes tienen efectos muy positivos en todos los pacientes"

“Los talleres de la Escuela de Pacientes tienen efectos muy positivos en todos los pacientes

28 de enero de 2019

 

En la Escuela de Pacientes de Canarias son los propios pacientes los que toman un rol activo y el papel de protagonista ante un grupo de pacientes que, como ellos, quieren obtener una mejor calidad de vida.

 
Este es el caso de Pedro Cabrera -diagnosticado con EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) que ha participado en varias ocasiones como paciente activo en los talleres de la Escuela de Pacientes de Canarias del Hospital Universitario de Nuestra Señora de La Candelaria en Tenerife.

 

¿Podrías explicarnos qué es el EPOC y cómo descubriste que la padecías?

 

“El EPOC es una enfermedad pulmonar que provoca una obstrucción crónica con la que debo vivir. A nivel personal, debo luchar cada día por “darle la vuelta” para que no afecte a mi vida.

 

Cuando me diagnosticaron la enfermedad, el primer paso fue dejar de fumar. Sin dudarlo ni un segundo. Al principio, me recetaron unos aerosoles que tomé durante tres años. Tras varias pruebas años más tarde, averigüé que no mejoraban mis síntomas. Así, poco a poco, mi condición y calidad de vida fué empeorando.

 

Fue entonces cuando a través de una prueba me diagnosticaron Alfa-1 antitripsina, una enfermedad fuertemente ligada al EPOC, que se produce cuando hay falta de una proteína en sangre, la Alfa-1 antitripsina, que es producida en el hígado”.

  

¿Cómo conociste el programa de Escuela de Pacientes? ¿Qué significó a nivel personal participar como ponente?

  

“Un enfermero del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria con el que tengo una relación muy cercana me lo sugirió. Lo conozco desde hace tiempo dado que, incluso, él estuvo presente cuando me detectaron Alfa-1 antitripsina. Además, él fue de gran ayuda para mí al haberme ayudado a aprender cómo administrar correctamente mi medicación.

  

Siempre he sentido curiosidad y he asistido a diferentes charlas de diferentes neumólogos sobre el tema. Al tomar el papel de paciente activo, comprendí que tenía un efecto positivo tanto sobre mí como en los compañeros que asistieron al taller. Participar en los talleres de la Escuela de Pacientes me permitió aprender mucho sobre hábitos o estrategias de personas que sufren EPOC como yo”.

 

¿Te ha ayudado esta experiencia a conocer gente que padece una situación similar?

  

Sí, desde luego. En todos los ámbitos. He conocido a personas que han pasado de respirar en ambientes tóxicos a respirar en ambientes bastante limpios. Pasar de un espacio en el que se fuma a uno en el que no, es un paso muy importante para las personas que sufren EPOC.

 

Por último, he de reconocer que he observado que las personas que asisten a los talleres son muy conscientes de su condición y por ello actúan con gran responsabilidad, creando y mejorando sus hábitos de vida saludable e intentando llevar la mejor mentalidad posible siguiendo los consejos y recomendaciones que compartimos.

 

Según lo que compartiste en tus sesiones, ¿cuáles son las claves para mantener hábitos saludables en personas que padecen de EPOC?

  

En primer lugar, aconsejaría que, si aún fuman, lo abandonen inmediatamente. Esto es de vital importancia dado que, sin lugar a duda, afecta gravemente a la mejora de la enfermedad. Por desgracia, hay personas que continúan haciéndolo y dicen “Antes fumaba tres cajetillas, ahora solo un cigarro al día” pero, se debe comprender, que para los enfermos de EPOC hasta una calada puede ser muy negativa. En segundo lugar, siempre aconsejo que los enfermos de EPOC cuiden su alimentación y que practiquen ejercicio físico”.

 

Sin duda, testimonios como los de Pedro ayudan a promover los grandes beneficios de la comunidad de Escuela de Pacientes de Canarias. Agradecemos a Pedro Cabrera su importante participación y animamos a todos los participantes a compartir su testimonio con la Escuela de Pacientes.